Trucos para conseguir una pintura económica

007Siempre creemos que pintar o remodelar nuestras superficies es algo que puede llegar a ser súper costoso, pero hoy he vuelto para demostrar algunos trucos para conseguir pintura económica y lograr ese cambio que deseas en tu hogar.

En primer lugar, es bueno que planifiques todo lo necesario para la trasformación que deseas dará tus superficies de manera que solo compres lo necesario y lo que consideres que vas a utilizar. También es necesario que busques precios que se adapten a tu bolsillo, pero cuando hablamos de pintura si es muy barato es malo pues el precio es en relación a su calidad, así que cuidado.

No busques presupuesto en una sola tienda. Es importante recorrer varios lugares y poder cotejar precios, verifica marcas, estilos, colores y demás elementos que ayuden a tu presupuesto.

Aprovecha las ofertas y cupones. En ocasiones los colores pasan de moda y las tiendas deciden realizar ofertas en estos productos para llenar sus estantes con productos nuevos. También, he escuchado y utilizado algunos cupones que ofrecen las grandes empresas de este ramo para atraer a clientes a sus marcas.

Escoge una temporada baja para renovar tu espacio o compra y almacena. El campo de la decoración y la renovación suele ofertar productos para temporadas específicas, por lo general en esas épocas todo es más caro. Por eso debes comprar en épocas con mayores descuentos y recuerda que puedes guardar tus productos en sitios adecuados y economizar aún más.

Es importante la organización y preparación ante cualquier remodelación y sobre todo disfrutar de esas actividades que no solo regeneran y les dan nueva vida a tus espacios, sino que te brindan un espacio agradable y cómodo con tan solo unos pequeños pero importantes cambios.

Diferencias entre los cepillos y los rodillos de pintura

pinceis

Pintar puede resultar una actividad muy importante para cambiar la decoración de todos nuestros espacios, hoy he vuelto para explicar la diferencia entre dos de los utensilios más empleados para esta labor: el cepillo y los rodillos de pintura.

Existen una gran variedad en artículos para pintar paredes y cualquier superficie en nuestro hogar; ante esta variedad cada una posee sus ventajas y depende mucho del trabajo a realizar y el acabado que desees dar.

001

Si vamos a pintar una superficie pequeña un cepillo es la mejor opción, así como objetos con marcos o detalles intrincados o de relieve porque podremos cubrirlo de mejor manera y en pequeños trazos.

002

Además, estos permiten controlar la cantidad de pintura que le agregamos por lo que se evita chorrear todo el piso u otros objetos con la pintura que utilizamos es una buena ventaja a tener en cuenta.

 

De igual forma, los cepillos pueden brindar mayor movilidad que un rodillo de pintura lo que puede hacer que el trabajo de pintura sea más sencillo.

003

Por otra parte, el rodillo de pintura tiene sus propias ventajas que mencionaré a continuación: es la mejor opción si las superficies a pintar son muy grandes, incluso son ideales para pintar el techo, solo será necesario una extensión para el rodillo.

004

También, son excelente para realizar los trabajos con rapidez. Al abarcar gran tamaño permite distribuir mejor la pintura en la pared. Incluso existen algunos rodillos en el mercado que poseen un acabado texturizado para las paredes y superficies lo que brindan un extra para volar la creatividad en nuestro hogar.

005 006

Por último, existen muchos elementos en el mercado para dar acabados únicos según nuestras necesidades y proyecto. Espero que estos consejos te ayuden a la hora de decidir cambiar o renovar cualquier espacio en todo tu hogar.

Cómo encontrar pintores

f4cbe3052759049215f83de064e77cd3

Empresas de pintura en Madrid hay muchas, como en cualquier ciudad, incluso particulares que pueden encargarse de darle una nueva vida a las paredes de tu hogar, pero encontrar a los pintores adecuados y que nos den todas las garantías… no es un trabajo tan fácil, sino que requiere de algún tiempo y algunas entrevistas, pues sobre todo en grandes ciudades es importante informarse bien, establecer ciertas pautas de trabajo y firmar un contrato.

BÚSQUEDA EN INTERNET, PERO SIN OLVIDAR EL BOCA A BOCA

No existe casi ninguna información que san Google no pueda proveernos, así que hacer una búsqueda rápida con las palabras “pintores baratos en Madrid (inserte tu ciudad)” es la mejor manera de tener una rápida referencia de pintores cerca de nosotros. Eso sí, nunca podemos olvidarnos de las viejas costumbres, pues el boca a boca sigue siendo la mejor manera de encontrar lo que queremos. Pregunta a amigos y familiares si conocen a pintores de confianza con cuyos trabajos hayan quedado satisfechos, pues no hay mejor referencia que aquella de las personas cercanas a nosotros.

EN CONTACTO

Una vez que disponemos de una pequeña lista de pintores potenciales para trabajar en nuestra casa, tenemos que ponernos en contacto con ellos para explicarles con detalle qué necesitamos, cuándo, en cuánto tiempo, así como otras preguntas del tipo: opciones de pago, garantías del trabajo, contrato ante cualquier incidente, etc. Y claro, la pregunta clave: ¿cuánto me va a costar?

VALORA LOS PRESUPUESTOS

Si las preguntas que hemos expuesto en el punto anterior son contestadas satisfactoriamente en función de aquello que queremos, es hora de valorar el presupuesto de varios, con el fin de encontrar al más adecuado.

ENTREVISTA

Más que una entrevista, se trata de que ambas partes se conozcan, pues la impresión del cara a cara dice mucho de la otra persona. Lo ideal es que el encargado de la empresa o particular se acerque a la casa en cuestión para le sean explicados todos los detalles in situ, con el fin de que valore el trabajo a realizar, pues al fin y al cabo ellos son los profesionales y puede que nosotros no hayamos acertado con los tiempos, si cierta pintura es adecuada o si un determinado trabajo es viable o no.

ALGUNOS CONSEJOS A TENER EN CUENTA

  • Pide a la empresa referencias y material visual de algunos trabajos realizados con anterioridad.
  • Estableced un contrato que recoja los trabajos a realizar, el tiempo, el precio y otros términos a tener en cuenta. De esta manera ambas partes quedarán tranquilas antes de empezar el trabajo.
  • Revisa el trabajo que se hace cada día para asegurarte de que todo marcha bien y en el tiempo estipulado.
  • Fijad un horario diario de trabajo (sobre todo si la vivienda está ocupada durante los trabajos).
  • Determinad la mejor manera de pago para ambas partes y en cuántas veces se hará.